Esto le pasa a tu cuerpo cuando aguantas ‘unos minuticos’ para ir al baño

Casi todas las mujeres tenemos un hábito que parece inofensivo pero es bastante peligroso: aguantar las ganas de ir al baño. Esperamos a nuestra compañera de oficina hasta que decida acompañarnos, aguantamos hasta llegar a la casa, posponemos hasta la hora del almuerzo…

Las excusas son múltiples, como también lo son los efectos nocivos que resistir las ganar de orinar a nuestro organismo.

Cuando retenemos orina en nuestro cuerpo, la vejiga se estira para permitir contener el líquido por más tiempo. Y aunque este ‘estiramiento’ es una característica normal de dicho órgano, sus consecuencias empiezan a tornarse negativas cuando se abusa de dicha capacidad y se retiene el líquido de manera frecuente.

 

Lee también → ¿Cómo revivir el interés de tu ex? Estos cinco sencillos pasos son infalibles

Acá mencionamos algunos de los efectos negativos:

Infección del tracto urinario

Contener el líquido por largos periodos en la vejiga puede causar que las bacterias se multipliquen, conduciendo así a la infección del tracto urinario. Algunas personas pueden ser más propensas a desarrollar esta infección que otras, en especial las mujeres con historial de infecciones urinarias previas.

 

Piedras en el riñón

Si tu orina tiene altos contenidos de minerales debido a tu alimentación, la retención del líquido podría propiciar la generación de cálculos renales.

 

Estiramiento de la vejiga

Como ya lo sabes, la vejiga se estira para contener la orina en tu cuerpo, pero si esto se hace con frecuencia, su tamaño no se contraerá fácilmente y como consecuencia el líquido no podrá ser liberado naturalmente. En algunos casos, este problema tiene que solucionarse con el uso de un catéter.

 

Deterioro del músculo pélvico

Retener con frecuencia la orina puede causar que el músculo del suelo pélvico se debilite. La función de éste es mantener la uretra cerrada para evitar que la orina se escape. Si este músculo se ve afectado, podrías tener problemas de incontinencia.

 

EL DATO: ¿La vejiga se puede estallar?

De acuerdo con especialistas, la respuesta es ‘SÍ’, pero esto no sucederá de la manera que podemos imaginarlo, simplemente el órgano perderá la capacidad de retener el líquido, dejando salir la orina en el momento incorrecto y generando con ello no solo un momento aparatoso, sino también un intenso dolor muscular.

Mira también → ¿Qué significa soñar que tu pareja te engaña? Psicóloga lo explica

Así que ya lo sabes, no existe ninguna razón para aguantar las ganas de hacer ‘pipí’ y después de leer esto, nunca más deberías volver a hacerlo.

Sabemos que disfrutarás seguirnos en Facebook


Síguenos en Facebook